Ganar dinero en internet y desde casa ¿Es posible?

Si has llegado hasta aquí es porque has oído en alguna parte que alguien ganó dinero desde casa y por Internet, y te has preguntado si eso es posible, y por qué no podrías hacerlo tú también.

Lo primero de todo, debes saber que ganar dinero por Internet no es fácil ni rápido. Y… siento darte la mala noticia, pero… No te vas a hacer rico.

Hay que dedicar tiempo, esfuerzo y sacrificio, si lo que quieres es vivir de esto te digo que es tan complicado como vivir de otro trabajo cualquiera.

Sin embargo, si lo que quieres es, sin dedicarle demasiado, poder obtener un complemento a tus ingresos habituales… aquí viene la buena noticia: Es posible hacerlo.

Bien, pues en este blog te voy a explicar lo que en mi opinión son las 10 mejores formas de ganar dinero en internet.

Algunas te parecerán más atractivas, otras más fáciles, otras más arriesgadas y otras mas rentables, pero te mostraré ejemplos y te contaré mis experiencias con ellas.

No te voy a decir que juegues al póker online o a los euromillones, eso no es nada que tenga que ver con asegurar ciertos ingresos.

Sí te hablaré de una forma de rentabilizar tus ingresos con riesgo, donde no todo queda al azar, y jugando con precauciones puedes minimizar pérdidas, que ningún otro blog o página de «gana dinero en internet» te va a contar, porque requiere estudio, trabajo, y riesgo, pero es la forma en la que hice mis primeros ingresos y fueron muy interesantes. También te comentaré otras formas de obtener ingresos en tus ratos libres, como traducir o transcribir. No te harás rico, no esperes ganar grandes sumas, pero te servirán para ir sumando euros a la cuenta, que luego podrás utilizar para invertir en otras cosas.

Pero, como se empieza por lo primero, y las formas más fáciles de conseguir la base pasan por los métodos que aquí te comento, empezaremos por diferenciar los dos tipos de ingresos que puedes obtener en internet y desde casa.

Ingresos pasivos vs Ingresos activos

Antes de remangarse y trabajar hay que tener claro qué tipo de trabajo queremos hacer, y en función a esto, el tipo de ingreso que vamos a obtener.

Los activos son aquellos que requieren que estemos haciendo algo para generar dichos ingresos, como puede ser traducir textos, transcribir audios, o redactar artículos.

Por contra, los ingresos pasivos son los que no van a requerir que estemos haciendo algo directamente para obtenerlos, sino que, una vez creados, no requieren prácticamente ninguna acción más por tu parte.

El ejemplo mas conocido son los ingresos por publicidad que generan los visitantes de una web, aunque hay formas, que te contaré en este blog, mas rentables que la publicidad.

Evidentemente, los pasivos son los mas deseados, todos soñamos con estar ganando dinero mientras descansamos en la playa tomando un mojito.

No es tan fácil en ninguno de ellos, pero si es posible ingresar dinero mientras disfrutamos del mojito.

¿Qué son y las diferencias que hay entre CPM, CPC, CPL, CPA y CPI?

Si estás empezando en esto del márketing digital, monetizar tu web, o simplemente buscando la manera de ganar dinero en internet, te encontrarás muchas veces con las siglas CPM, CPC, CPL, CPA o CPI.

Esto lo verás tanto en los sistemas de afiliación como en plataformas de monetización, o en cualquiera de las formas de ganar dinero en internet que te expongo en este blog, puesto que se trata de la manera en la que puedes hacer márketing digital en internet, por clic, por impresiones, por registro,… en definitiva por conversión.

Bien, y ¿qué significan cada? Te pongo un resumen de qué es cada una de estas formas para que puedas empezar a plantearte las formas de márketing si tienes un blog o una web.

CPM: Coste Por Mil impresiones

CPM significa «Coste por Mil Impresiones» y se trata de un sistema de marketing online en el que el anunicante busca visibilidad y conocimiento de su producto por el mayor público posible, por lo que te retribuye por cada visualización de su anuncio publicitario en tu web o blog. Es fácil de calcular.

Suelen ser sistemas que pagan una cantidad pequeña, ya que el impacto en sus ventas por una visualización es leve, y es rentable en portales web o blogs con un gran tráfico de visitantes.

Los sistemas de afiliación con este tipo de pagos suelen funcionar como Google AdWords, de forma contextual. Es decir, el anuncio que se publicita está relacionado con el contenido del sitio web o blog.

Se establecen unos ratios o tasas de pago por cada mil impresiones, y el acumulado es proporcional a cada impresión. Es decir, sumarás una impresión cada vez que se abra esa pantalla y aparezca un determinado anuncio dentro de tu sitio.

¿Cuanto puedes ganar?

Depende de las visitas que tengas en tu web o blog. Por ejemplo si mensualmente generas 100.000 vistas de páginas mostrando determinado banner, si tiene ratio CPM de un 1 €, ganarías 100 euros al final del mes {=(100.000/1000)*1}. Por lo que, como siempre, todo depende del éxito que tengas, y de lo interesantes que sean tus contenidos de web o blog.

Son anuncios publicitarios que puedes ver en cualquier portal web, diario online, etc.

Entre las redes de márketing con CPM las mas conocidas son:

Google AdSense
Double Click
TradeDoubler

CPC: Coste Por Clic

Como verás a continuación, los anuncios de CPC (también puedes encontrarlo como PPC de Pago Por Click) son los mas conocidos y mas utilizados. Por ejemplo, es el modelo típico de cobro con el que operan normalmente los motores de publicidad, como por ejemplo los anuncios de Google Adwords.

El método Coste por Click solo contempla los ingresos cuando el navegante pincha en el anuncio, de ahí que se llame «por Click».
Desde el punto de vista del anunciante, lo que se busca es que se redirija tráfico a su web. Mientras que en el CPM lo que se busca es visibilidad, en este caso el anunciante paga sólo cuando, desde tu web o blog, diriges tráfico a su propia web.

En estas plataformas de CPC el sistema te colocará avisos contextuales, que pueden ser tanto imágenes como textos, que estén relacionados con el contenido de tu portal web o blog, y te retribuirán por cada click que el navegante de tu web o blog haga en ellos.

Los ratios también son bajos, pero mejores que en el caso de CPM, ya que se dirige tráfico hacia su web.

Entre las redes de márketing con CPC las mas conocidas son:

Google AdSense
Yahoo
TradeDoubler

CPL: Coste Por Lead

El pago por cliente potencial. En este caso lo que el anunciante retribuye no es una simple impresión o clic, sino que paga si el usuario que llega a su sitio web hace algo, como por ejemplo registrarse, descargar algo, etc.

Se suele llamar también PPF (Pago Por Formulario) ya que muchas de las plataformas te pagarán cuando el usuario que llega a su web desde la tuya se registra o rellena un formulario.

Dentro del Marketing de Afiliación se podría decir que el CPL se trata del precio fijado por cada cliente potencial que conseguimos a una empresa, ya sea haciendo que se registre en su web, que rellene un formulario, etc

Por tanto, en este caso las tasas son mayores, y la probabilidad de convertir es menor, y la forma de obtener ingresos requiere algo mas por tu parte, ya que lo que interesa es que el tráfico que rediriges sea tráfico orgánico, interesado ya en el producto que ofrece el anunciante.

CPA: Coste Por Adquisición

También lo encontrarás como CPV (Coste Por Venta) y se podría traducir como “Coste por adquisición” por sus siglas en el argot del marketing y la publicidad en Internet. También es muy sencillo de calcular si lo que quieres es generar una campaña de marketing digital.

En este caso vamos allá que en los anteriores, y lo que el anunciante retribuye es la consecución de una venta o una acción concreta que reporta beneficios directos al anunciante. Es decir, recibirás una comisión por venta.

Es el que suelen utilizar comercios online con sistemas de afiliación, y que permiten recibir una comisión al materializar una venta en su sitio. .

Entre los sistemas de CPA mas famosos están:


WebGains
TradeDoubler

CPI: Coste Por Instalación

En este caso es similar al anterior, pero concretamente la retribución se hace cuando el usuario se instala un programa o aplicación, y suele ser el sistema utilizado para descargas en tecnología móvil.

Es decir, sólo se paga cuando el usuario ha conseguido descargar archivos online o nuestra app (en caso de los móviles) y la instala en sus dispositivos.

Si te ha gustado este post compártelo:
error

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Neofito .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostinger.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

2 ideas sobre “Ganar dinero en internet y desde casa ¿Es posible?”

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter